Fiesta de egresados del secundario (Ramos Mejía)


Encontré esta foto que me hace retroceder un poco respecto al viaje a Tucumán con mi "futura ex" Adriana.
Es una de las pocos imágenes que tengo de la fiesta de egresados del colegio secundario. Mi hermano Héctor había ido para tomar algunas fotos y quedaron unas pocas que no pasaron de las primeras muestras. No me preocupa demasiado porque en realidad no fue la fiesta con mis compañeros de todo el secundario. Es que cuando estaba en 4º año del Nacional de Morón, en plena dictadura de Onganía, hubo un incidente (que en otro momento les contaré con más detalle) por el que quedé libre por faltas y tuve que cambiar de colegio.
Finalmente me recibí en el colegio Belgrano, de Ramos Mejía. Pero fue menos de un año que estuve con esos compañeros, por lo que no recuerdo siquiera el nombre de uno sólo de ellos, salvo el de una chica que me gustaba bastante y que se llamaba Miriam...

La fiesta se hizo en uno de los boliches que por esos años hicieron famoso a Ramos Mejía entre la juventud. Era "El Galeón", si no me equivoco... Estaba sobre la avenida Rivadavia, a un par de cuadras de la estación de tren.

En la foto, marcado con una flecha... estoy yo. Reconozco a todos los que aparecen allí, pero de nombres... nada.

Era fin de 1971... Diciembre, posiblemente...

De novio y mochilero en Tucumán...

Como dije en alguna otra parte, voy a romper con la manera cronológica en que comencé a escribir el blog. Creo que es la forma de poder escribir con más frescura la historia a medida que llegan los recuerdos o que me encuentro con alguna foto, por ejemplo... como en éste caso.

Ahora me sitúo en el mes de julio del año 1973. Yo tenía 20 años de edad y hacía muy pocos meses que conocía a Adriana, con la que me casaría un par de años más tarde.
A ella la conocí en el cumpleaños de un amigo en común. En realidad, Daniel Pereyra (de él se trata) había sido compañero mío en el Nacional de Morón en tercer y cuarto año... También en el equipo de la 4ª división de Los Matreros, el club de rugby que está sobre la av. Sarmiento, a tres cuadras de mi casa...

Yo le había comentado a Adriana que el año anterior había estado en Tucumán con Daniel, como mochileros. No sé bien cómo se fue dando la cosa, pero lo cierto es que terminamos planeando hacer el mismo viaje, pero nosotros dos...
Los padres de ella acababan de separarse y, lejos de lo que yo me había imaginado, no se opusieron a que hiciéramos el viaje a pesar del poco tiempo que teníamos de conocernos y que yo sólo había ido unas pocas veces a su casa.
Pero no sólo que dejaron venir a Adriana, sino que (y otra vez no recuerdo por qué motivo fue...), también íbamos a hacer el viaje con Andrea, la hermana menor de Adriana, que sólo tenía 6 años y que cumpliría los 7 a los pocos días de nuestro regreso. Realmente, una locura total. Tanto de nuestra parte, como de los padres...
Pero en fin... así fue la cosa, y así hicimos el viaje.




Fuimos en tren hasta la ciudad de San Miguel de Tucumán. Hubo una demora de dos horas y terminamos llegando de noche. Creo que a eso de las 8 o 9 de la noche.

Llevábamos en las mochilas, toneladas de latas de comida...!!! Más la carpa, además de la ropa.
Las latas con todo tipo de cosas, fue una idea de Adriana. No me hacía mucha gracia, pero finalmente nos vino muy bien a causa del mal tiempo que tuvimos la mayor parte de nuestra estancia allí y muchas veces ni siquiera podíamos salir de la carpa, o hacía tanto frío que no teníamos ganas de andar de compras.

La mochila más grande, con casi todas las latas más la carpa, la llevaba yo...
De la estación de tren al parque 9 de julio llegamos medio muertos. De cansancio, de sueño y de hambre...

Lo mejor de todos era que llegamos la noche anterior a que comenzaran las vacaciones escolares, así que el camping (que se inauguraba justamente ese mismo año) estaba prácticamente vacío.
Nos arrimamos al fogón que tenían encendido los muchachos que trabajaban de cuidadores allí y sin mirar absolutamente nada, armé la carpa como pude y lo más rápido que pude.
Hacía frío, todo lo contrario del año anterior... Y estuvo frío y lluvioso durante los 15 días que estuvimos allí. Tanto que no pudimos hacer ninguna excursión. Si no llovía, nevaba en la zona de montaña...
Apenas terminé de armar la carpa, Adriana sirvió unas sopas crema bien calientes. Medio dormidos las tomamos e inmediatamente nos fuimos a dormir.



A la mañana nos despertaron unos ruidos y voces. Nos asomamos por la ventanita de la carpa y nos encontramos rodeados por multitud de gente, carpas y casas rodantes...
Habían llegado durante la noche en bandada.
Cuando salimos de la carpa para desayunar, teníamos los tirantes de otras dos carpas que se entrecruzaban con los de la nuestra. De todas maneras, tuve que desarmar la carpa y volver a armarla, porque con el cansancio que tenía, había quedado toda torcida...

Enseguida nos hicimos amigos de los cuidadores del camping y poco a poco fuimos acomodando todo y planeando las primeras actividades en la ciudad...





Esta última foto es una vista desde nuestra carpa en la primera mañana en el camping.
El movimiento de gente, autos, carpas y casas rodantes fue muy grande y repentino durante la noche...
La casa rodante que se alcanza a ver aquí, era del ex jugador de Boca Juniors y de la selección argentina: Ubaldo Rattin..

¿Somos de ESOS Berlusconi...? ¿Qué les parece...?

Hasta que apareció en escena AQUEL Berlusconi... el impresentable... yo no tenía ningún conflicto interno con mi apellido materno. Pero a partir de que se empezó a hacer conocido Silvio Berlusconi, la duda me carcome... jaja



Tal vez ustedes, visitantes habituales u ocasionales, me ayuden a dilucidar la cosa.

Hice éste gif animado superponiendo una foto de mi abuelo Ernesto a la de Silvio Berlusconi.
Hay que tener en cuenta algunos detalles, como que mi abuelo en esta foto era más joven que Silvio (mi abuelo falleció a los 52 años).
Que mi abuelo era algo más gordo...
Y la posición de mi abuelo es levemente más sesgada hacia la izquierda que la que tiene el italiano...

Yo creo ver similitudes en los ojos, en los párpados y en las cejas. También en la nariz y la boca. Similitudes, digo... no que sean exactamente iguales.

Si me ayudan... agradecido.

No pretendo anotarme para una posible herencia o algo por el estilo... jajaja

Es sólo para tratar de sacarme una duda...

Graciasssssss...

Marcelo Boetto Berlusconi